El tiempo bikesteros@movistar.es - Parking Carrefour - Granollers

8 sept. 2019

EN MEMORIA DE "CAMILO".

Nosotros también hemos podido disfrutar de su música. 
Incluso en nuestras salidas.
Descanse en paz un icono de la música de los 70.

31 ago. 2019

RESTOS ÍBEROS DEL TURÓ DEL VENT

Poco queda ya de lo que fuera una antiquísima ciudad íbera.

Una ruta que saliendo desde Granollers y alargándola hasta el Santuari del Corredor, para descender hasta la variante de Llinárs... puede superar unos hermosos 50 km.
La única parte "dura" es la subida hasta la Torre del Moro y la que hay desde Can Bordoi hasta el Santuari. 





Ya de tiempos anteriores, muchas de las piedras que formaban parte de esta ciudad, ahora está recolocadas en lo que ahora conocemos como el Castell Vell de Llinárs, o Castell del Far.



La localización de estos restos íberos es fácil, ya que justo a la entrada hay estos dos pilares que nos sirven de guía.

Los restos está a pocos metros a la derecha del camino.



Justo a la entrada, podemos observar que hay restos (pocos) de algunas construcciones que formaron parte del recinto amurallado.



Y justo al lado, la parte más grande que se conserva.

Un recinto que bien podría haber formado parte de la muralla latera.



Poca cosa más ha quedado.

Salvo que la "intuición" nos indica que muchas de las piedras que aún quedan por allí, formarían parte de los cimientos de alguna construcción.


Como algunos que aún y a pesar de los siglos pasados y los efectos de la erosión del agua...aún se puede ver algo.



Incluso, si vas con cuidado, se puede observar como aún quedan algunos restos de la antigua muralla.

Restos que fueron destrozados con la construcción de la carretera que sube hasta el Corredor. 



¡ Una lástima !

Pero es lo que tiene el "progreso".

Civilización sobre civilización.
Construcción sobre construcción.



26 ago. 2019

FONT D`EN RECTORET

Una de las fuentes que perdió su caudal por la construcción del Túnel de Parpers allá por el año 1995. Las perforaciones cortaron muchos de los manantiales que alimentaban algunas fuentes de la cara Este de la Serralada.



Pero aun queda su construcción como recuerdo de lo que fue una de las hermosas Fonts de Argentona.

Esta placa, del 1999, nos recuerda que por allí había brotado un fresco caudal de agua. 



El camino no ofrece dificultad para hacerlo en bici.



Pero como podéis ver... 

hay tramos que es preferible hacerlos a pie.


No es fácil encontrar esta fuente, a no ser que vayas con alguien que te indique el punto exacto de entrada.

Pero aunque aquí se puede leer que es un paso privado, se puede visitar perfectamente.

Al menos, eso me comentó el "supuesto" propietario de la finca.



BLOGS AMIGOS