El tiempo bikesteros@movistar.es - Parking Carrefour - Granollers

10 ago. 2019

SANABRIA, MIRADOR DE S. JUAN DE LA CUESTA

Un lugar poco conocido, pero que te ofrece unas estupendas vistas de todo el parque del Lago de Sanabria.




Saliendo desde El Puente, y precisamente por este puente.
Un puente reconstruido a finales del siglo XVII y que pensado solo para el pazo de personas y carros, los coches han de pitar antes de cruzarlo para no darse de morros con otro que venga de frente.



Continuando por la carretera comarcal (poquísimo tráfico) que pasa por Valdespino.



Y parada en la iglesia de Nuestra Señora de la Guía, para reponer agua en una de sus frescas fuentes.



Antes de tomar el cruce para S. Juan de la Cuesta, hay que estar atento si quieres visitar la ermita de San Pelayo. 
El letrero que indica el lugar ya no está. Al menos cuando yo pasé.



Es interesante visitar el montículo con dos piedras labradas y colocadas en lo alto.
Por un tiempo pensé que sería para sujetar a los animales. Pero no...está ahí para poner una campana.



Aquí está.

Tal como lo indica una foto que hay en uno de los paneles informativos.



Al poco, tomo el cruce que me llevará en una primera subida hasta la primera fuente del pueblo.

Aquí ya hay indicador para subir hasta el mirador. También se conoce el sitio como...el repetidor.




Una vez cruzado el pueblo y a punto de comenzar la subida, me tomo un pequeño descanso para reponer agua (muy fresquita) y observar algo curioso...




La utilización de una tumba celtibérica de granito como pila para el agua.

Algo que he podido ver también por otros lugares de la zona.

Al parecer, este tipo de tumbas (también las hay medievales) son tan abundantes que no se les da valor histórico ni arqueológico.



Continúo con mi ascensión hacia el Mirador (o los repetidores).

A partir de S. Juan de la Cuesta, el camino hace justicia al nombre del pueblo.

Una subida sin mucha dificultad, pero sin descanso. Así que hay que hacerla cuando el sol aún no pega con toda su fuerza.




Tras un buen "ratito" de subida, por fin aparecen las primeras antenas. Y justo pasando por la primera de ellas, se llega al Mirador. 


Esta realmente situado en el mejor sitio que se podía poner:

La Peña de Surrapia

Un lugar privilegiado en donde se pueden observar muchos de los pueblos de la zona. 

Incluso el lago y S. Martín de Castañeda. Un pueblo situado en la ladera de la montaña.





Incluso mi "Vara" no perdió la oportunidad de echar un vistazo. 



Comienzo el camino de regreso, pero como voy bien de tiempo y esta será la última salida antes de regresar nuevamente a Barcelona...me tomo la libertad de alargar la ruta y enlazar con el camino de Santiago que pasa por Puebla de Sanabria.




Este tramo, aunque más largo que lo hasta aquí recorrido, merece la pena hacerlo...sin prisa...disfrutando del entorno.

Es monte alto, pero si eres observador podrás ver señales de la fauna que vive por la zona.

Y hay de todo, desde corzos, jabalíes e incluso lobos. 






Este es uno de los que hay en el Centro del lobo ibérico.




Los caminos son ideales para hacerlos en btt.

Y aunque el sol empezaba a calentar, el aire de la sierra es fresco. 

Por lo cual, si llevas casco y no te da el sol directamente...incluso hace fresco.





Después de un largo descenso y con los frenos "calentitos" de tanta bajada, me adentro en zona de castaños y robledales.



En otros, la hojarasca hacía tener que confiar en que debajo había suelo firme.

Porque con las hojas secas no se veía nada de nada de lo que había en el suelo.

Y de vez en cuando, alguna piedra o rama, te hacen estar alerta si no quieres ir al suelo.



Después de un largo tramo, por fin llego a zona civilizada:

Vime de Sanabria.

de ahí a:

El Remesal, Otero, etc. 

Tomando el recorrido de la Via de La Plata. 



Y por cada pueblo que pasas, puedes observar la peculiar arquitectura de sus iglesias.

Algunas de ellas restauradas.



A punto de pasar por Puebla, tomo dirección Triufé para acortar camino.

El sol ya calienta lo suyo y no era cosa de sufrir demasiado tiempo bajo el sol. 



El paso por Sampil ya me indica que estoy cerca del final de mi recorrido.

Así que, un esfuerzo más y estaré en El Puente tomándome una merecida cerveza fresca con su correspondiente tapa de pulpo.



Y si además...tienes la suerte de que es día del mercado...entonces ya "apaga y vámonos"










CONCLUSIÓN:

Una buena ruta por Sanabria.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envía tus comentarios:

BLOGS AMIGOS